La madera es un material constructivo con amplia utilización en estructuras, mobiliario, material ornamental, embalajes y transporte de mercancías, presentando especial importancia la madera con destino en Patrimonio Artístico.

Debido a un origen natural, la madera es degradable por organismos abióticos (humedad, lluvia, insolación, cambios de temperatura, etc.) y bióticos (hongos e insectos xilófagos).

Como claro factor de prevención, nuestra labor de técnicos profesionales es asesorar y recomendar que toda madera que vaya a ser puesta en obra cumpla con lo recogido en el Código Técnico de la Edificación.

Ataque de carcoma en la madera
Análisis de situación

Resulta totalmente FUNDAMENTAL controlar la humectación de la madera, para

conseguir unos valores que impidan el desarrollo de hongos.

Si no podemos garantizar un contenido permanente de agua en la madera inferior al 20%, debe aplicarse un tratamiento en profundidad con un fungicida autorizado.

 

La más recomendada y eficaz forma de tratar la madera a emplear en una obra es, tratamiento en autoclave, la durabilidad y grado de protección será altisima y precisa.

Nos encargamos de:
Inspección
Correciones de defectos